Como su nombre lo indica, una Casa de Paz es una familia que abre las puertas de su hogar para recibir sus vecinos, familiares y amigos, para compartir el evangelio de Jesús en armonía.
Es un lugar donde se ora por la necesidad de la gente, se alaba a Dios, se enseña la Palabra y se cuida de cada persona que llega a buscar de Dios.
Si usted aun no es parte de una de nuestras Casas de Paz únase a una de ellas. ¡Será de mucha bendición y edificación para su vida!